miércoles, 24 de agosto de 2016

Háblame de Dios


HÁBLAME DE DIOS

Dije al almendro: háblame de Dios y el almendro floreció,

Dije al pobre: háblame de Dios, y el pobre me ofreció su capa.

Dije al sueño: háblame de Dios y el sueño se hizo realidad.

Dije a un campesino: háblame de Dios y el campesino me enseñó a labrar.

Dije a la naturaleza: háblame de Dios y la naturaleza se cubrió de hermosura

Dije a un amigo: háblame de Dios y el amigo me enseñó a amar.

Dije a un pequeño: háblame de Dios y el pequeño sonrió.

Dije a un ruiseñor: háblame de Dios y el ruiseñor se puso a cantar.

Dije a la fuente: háblame de Dios y el agua brotó.

Dije a mi madre: háblame de Dios y mi madre me dio un beso en la frente.

Dije a la gente: habladme de Dios y la gente se amaba.

Dije a la voz: háblame de Dios y la voz no encontró palabras.

Dije al dolor: háblame de Dios y el dolor se transformó en agradecimiento.

Dije a la Biblia: háblame de Dios y la Biblia no paró de hablar

Dije a Jesús: háblame de Dios y Jesús rezó el Padrenuestro.

Dije temeroso al sol poniente: háblame de Dios y el sol se ocultó sin decirme nada.

Pero al día siguiente al amanecer, cuando abría la ventana, ya me volvió a sonreír.

martes, 23 de agosto de 2016

María, Reina del cielo - Euangelus




María, Reina del cielo

María, Reina del cielo,
Reina de los ángeles,
Reina de los pobres.

María, nube del desierto,
Arca de la Alianza,
Inmaculada y Santa,
Ruega por nosotros.

Santa María, ruega por nosotros
Santa María, que somos pecadores
Santa María, ahora y en la hora
Santa María, de nuestra muerte.

María, dulce refugio,
Que cubres con tu manto
al pobre y afligido.

Maria, Hija y Madre fiel,
Tú nos enseñaste 
el camino hacia tu Hijo,
Ruega por nosotros.

Santa María, ruega por nosotros
Santa María, que somos pecadores
Santa María, ahora y en la hora
Santa María, de nuestra muerte
Amén, Amén.

lunes, 22 de agosto de 2016

22 de agosto Fiesta de Santa Maria, Reina del Universo


Hoy celebramos de Fiesta de Santa María Reina, la cual fue instituida por el Papa Pio XII en 1954. Este Papa también promulgó el documento sobre la realeza de María, la Encíclica Ad coeli Reginam.  

Los cristianos católicos por tradición la consideramos como Reina, por ser la Madre del Rey de seyes y Señor de señores.  Juan Pablo II, el 23 de julio del 1997, habló sobre la Virgen como Reina del universo. Recordó que "a partir del siglo V, casi en el mismo período en que el Concilio de Efeso proclama a la Virgen 'Madre de Dios', se comienza a atribuir a María el título de Reina. El pueblo cristiano, con este ulterior reconocimiento de su dignidad excelsa, quiere situarla por encima de todas las criaturas, exaltando su papel y su importancia en la vida de cada persona y del mundo entero". (Fuente Aciprensa)

En una homilía de San Amadeo de Lausana, el santo obispo expone de manera magistral y hermosa, a Santa María, como Reina del Universo. Escuchemos sus palabras en la voz de Fray Nelson Medina. 

domingo, 21 de agosto de 2016

Soy la esclava del Señor - Jorge Robledo Ortíz


(Del poeta Colombiano Jorge Robledo Ortíz )

Antes que el árbol de la Cruz
Y que la lumbre del Amor,
Yo era la savia de la luz
Y "Soy la esclava del Señor"

Antes que el tiempo y la distancia,
Antes que el tacto y el color,
Yo era la eterna consonancia
Y "Soy la esclava del Señor"

Antes que el "fiat" en el vacío,
Antes que el polen y la flor,
Yo era la cuna del rocío
Y "Soy la esclava del Señor"

Antes que el lirio de la Aurora
Sobre su tallo de candor,
Yo era su eterna tejedora
Y "Soy la esclava del Señor"

Antes que el cosmos floreciera
Bajo las leyes de su Autor
Yo era su dulce jardinera
Y "Soy la esclava del Señor"

Antes que el mundo y que su cielo
Y que el collado y su verdor,
Yo estaba al norte del anhelo
Y "Soy la esclava del Señor"

Antes que el agua de los mares
Y antes que el ritmo leñador,
Yo era "el Cantar de los Cantares"
Y "Soy la esclava del Señor"

Antes que el ritmo, antes que el nido
Y que el lucero y que el rubor,
Yo era el arrullo en un latido
Y "Soy la esclava del Señor"

Antes que el campo de labranza
Y antes que el hombre y su dolor,
Yo era una gota de esperanza
Y "Soy la esclava del Señor"

Antes que el río de la ausencia
Y que la espina y su rigor,
Yo era un vendaje en la conciencia
Y "Soy la esclava del Señor"

Antes que el Niño Carpintero
Y antes del Hombre Redentor,
Yo era la Madre del Cordero
Y "Soy la esclava del Señor"

Reina de todo lo existente,
Virgen y entraña del Amor,
Yo soy la estrella del Oriente
Y "Soy la esclava del Señor"

Asunta en gracia y en belleza,
Deleite y sangre del Creador
Soy la raíz de la Realeza
Y "Soy la esclava del Señor"

Fuerza Motriz del Plan Divino,
Su claro Norte y su Ecuador,
Soy la Señora del Destino
Y "Soy la esclava del Señor"

viernes, 19 de agosto de 2016

Evangelio del día: Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente

Mateo 22, 34-40

Los fariseos se reunieron al saber que Jesús había hecho callar a los saduceos. 

Uno de aquellos, maestro de la ley, para tenderle una trampa le preguntó:
–Maestro, ¿cuál es el mandamiento más importante de la ley?

Jesús le dijo:
–"Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente. Este es el más importante y el primero de los mandamientos.


Y el segundo es parecido a este: "Ama a tu prójimo como a ti mismo".De estos dos mandamientos pende toda la ley de Moisés y las enseñanzas de los profetas".

Palabra del Señor

jueves, 18 de agosto de 2016

Jesús - Tere Larrain



Jesús

(Tere Larrain)

Jesús, Jesús, Jesús
Eres camino y verdad,
eres pan que se hace vida,
eres siempre una esperanza
y un perdón.

Jesús, Jesús, Jesús
Junto a Ti nace una cruz,
brota fresca la vida nueva.
A veces eres desierto y otras mar.
En el tiempo, en el mundo,
veo tu luz, veo tu cruz.

En el trabajo del hombre
estás Tú, estás Tú.
En ese ser que palpita,
en la ciudad que me grita,
en esa voz que susurro,
en él que sufre
y en él que busca amor,
en una sonrisa, en una oración.

Jesús, Jesús, Jesús
Eres camino y verdad,
eres pan que se hace vida,
eres siempre una esperanza,
y un perdón.

Jesús, Jesús, Jesús
Junto a ti nace una cruz,
brota fresca la vida nueva,
a veces eres desierto y otras mar.
En este día que nace,
veo tu luz, veo tu cruz.

En esa mano extendida,
estás Tú, estás Tú.
En esa risa que es canto,
en esa lluvia que es llanto,
en mi país lastimado,
en mi guitarra,
y en mis ganas de amar,
en toda esta tierra
que esta llena de Ti.

Mensaje bíblico: Les daré un corazón nuevo


Ezequiel 36, 23-28

Por eso, di a la casa de Israel: Esto dice el Señor: No lo hago por ustedes, casa de Israel, sino por mi santo nombre, profanado por ustedes en las naciones adonde fueron. Mostraré la santidad de mi Nombre ilustre profanado entre los paganos, que ustedes profanaron en medio de ellos, y sabrán los paganos que yo soy el Señor –oráculo del Señor– cuando les muestre mi santidad en ustedes.


Los recogeré por las naciones, los reuniré de todos los países y los llevaré a su tierra. Los rociaré con un agua pura que los purificará: de todas sus inmundicias e idolatrías los he de purificar. 

Les daré un corazón nuevo y les infundiré un espíritu nuevo; arrancaré de su cuerpo el corazón de piedra y les daré un corazón de carne. Les infundiré mi espíritu y haré que caminen según mis preceptos y que cumplan mis mandatos poniéndolos por obra.

Habitarán en la tierra que di a sus padres; ustedes serán mi pueblo y yo seré su Dios.

Palabra del Señor

miércoles, 17 de agosto de 2016

Música Católica : Fray Nacho

Ignacio Blasco Guillén, Fray Nacho, (Castellón, 1974) es un sacerdote de la Orden Mercedarios de Aragón. Actualmente reside en Elche y trabaja como capellán de la prisión de Fontcalent.

Desde pequeño conoció la música cómo medio de acercarse a Dios. Hoy tiene ya cuatro álbumes publicados con sus bellas canciones. En su página web Fraynacho es posible escuchar algunas de sus canciones, descargar letras y acordes. Allí mismo puedes conocer algunos recursos multimedias disponibles.

También en su canal de soundcloud fraynacho tienes la opción de escuchar varias de sus producciones. Y para conocer algo de su música en vivo, les dejo un vídeo de la canción "Quédate" interpretada en dúo con Olga Martínez.

viernes, 12 de agosto de 2016

Dios los creó hombre y mujer


Mateo 19, 1-12


Cuando Jesús terminó este discurso, se trasladó de Galilea a Judea, al otro lado del Jordán. Le seguía una gran multitud, y él los sanaba allí. Se acercaron unos fariseos y, para ponerlo a prueba, le preguntaron:
—¿Puede un hombre separarse de su mujer por cualquier cosa?

Él contestó:
—¿No han leído que al principio el Creador los hizo hombre y mujer? Y dijo: por eso abandona un hombre a su padre y a su madre, se une a su mujer y los dos se hacen una sola carne. De suerte que ya no son dos, sino una sola carne. Así pues, lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre.

Le replicaron:
—Entonces, ¿por qué Moisés mandó darle un acta de divorcio cuando uno se separa de ella?

Les respondió:
—Moisés les permitió separarse de sus mujeres a causa de la dureza de sus corazones. Pero al principio no era así. Les digo que quien se divorcia de su mujer –si no es en caso de concubinato– y se casa con otra, comete adulterio.

Le dicen los discípulos:
—Si ésa es la condición del marido con la mujer, más vale no casarse.

Y él les respondió:
—No todos pueden con este camino; solamente aquellos que reciben tal don. Porque hay eunucos que así nacieron desde el seno de su madre, hay eunucos hechos eunucos por los hombres y hay eunucos que a sí mismos se hicieron eunucos por el reino de los cielos. El que pueda entender que lo entienda.

Palabra del Señor

jueves, 11 de agosto de 2016

Perdonar hasta setenta veces siete


Mateo 18, 21 - 19,1

Pedro se acercó a Jesús y le preguntó:
—Señor, si mi hermano me ofende, ¿cuántas veces tengo que perdonarle? ¿Hasta siete veces?

Le contesta Jesús:
—No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete.

Por eso, el reino de los cielos se parece a un rey que decidió ajustar cuentas con sus sirvientes.  Ni bien comenzó, le presentaron uno que le adeudaba diez mil monedas de oro. Como no tenía con qué pagar, mandó el rey que vendieran a su mujer, sus hijos y todas sus posesiones para pagar la deuda. El sirviente se arrodilló ante él suplicándole: ¡Ten paciencia conmigo, que todo te lo pagaré! Compadecido de aquel sirviente, el rey lo dejó ir y le perdonó la deuda.
Al salir, aquel sirviente, tropezó con un compañero que le debía cien monedas. Lo agarró del cuello y mientras lo ahogaba le decía: ¡Págame lo que me debes! Cayendo a sus pies, el compañero le suplicaba: ¡Ten paciencia conmigo y te lo pagaré! Pero el otro se negó y lo hizo meter en la cárcel hasta que pagara la deuda.
Al ver lo sucedido, los otros sirvientes se sintieron muy mal y fueron a contarle al rey todo lo sucedido.
Entonces el rey lo llamó y le dijo: ¡Sirviente malvado, toda aquella deuda te la perdoné porque me lo suplicaste! ¿No tenías tú que tener compasión de tu compañero como yo la tuve de ti? E indignado, el rey lo entregó a los verdugos hasta que pagara toda la deuda.
Así los tratará mi Padre del cielo si no perdonan de corazón a sus hermanos.

miércoles, 10 de agosto de 2016

¿Tienes derecho a quejarte?


Si tienes una comida en el refrigerador, ropa para cubrirte, un techo que te proteja y una cama donde dormir, eres más rico que el 75% de la humanidad.

Si tienes dinero en el banco y en la billetera y aún te sobran unas monedas, estás entre el 8% más rico en el mundo.

Si te despertaste esta mañana con más salud que enfermedad, eres más afortunado que el millón de personas que no sobrevivirá esta semana.

Si nunca has experimentado el peligro de la guerra, la soledad de la prisión, la agonía de la tortura o los dolores del hambre, estás mejor que 500 millones de seres humanos.

Si en los últimos días pudiste ir a la iglesia sin miedo de ser hostigado, arrestado, torturado o asesinado, eres más afortunado que tres mil millones de habitantes de la tierra.

Si tus padres viven y aún están casados, eres un ser raro en el mundo.

Si puedes levantar la cabeza y sonreír, eres bendito porque la mayoría, aunque podría, no lo hace.

Si puedes leer este mensaje eres doblemente feliz, pues sabes que alguien pensó en ti y, además, no eres uno de los 2 mil millones de personas que no saben leer.

Cuenta tus bendiciones y no olvides lo afortunado que eres.

¡ DALE GRACIAS A DIOS !

El que quiera servirme, que me siga

Juan 12, 24-26

En aquel tiempo dijo Jesús a sus discípulos: les aseguro que, si el grano de trigo caído en tierra no muere, queda solo; pero si muere, da mucho fruto. El que se aferra a la vida la pierde, el que desprecia la vida en este mundo la conserva para una vida eterna. El que quiera servirme, que me siga, y donde yo estoy estará mi servidor; si uno me sirve, lo honrará el Padre.

Palabra del Señor

lunes, 8 de agosto de 2016

Cantos gregorianos - Salmo 148



Coro de monjes de la Abadía de San Isidro de Dueñas

1 ¡Aleluya!
Alabad al Señor en el cielo,
alabad al Señor en lo alto.

2 Alabadlo, todos sus ángeles;
alabadlo, todos sus ejércitos.

3 Alabadlo, sol y luna;
alabadlo, estrellas lucientes.

4 Alabadlo, espacios celestes
y aguas que cuelgan en el cielo.

5 Alaben el nombre del Señor,
porque él lo mandó, y existieron.

6 Les dio consistencia perpetua
y una ley que no pasará.

7 Alabad al Señor en la tierra,
cetáceos y abismos del mar,

8 rayos, granizo, nieve y bruma,
viento huracanado que cumple sus órdenes,

9 montes y todas las sierras,
árboles frutales y cedros,

10 fieras y animales domésticos,
reptiles y pájaros que vuelan.

11 Reyes y pueblos del orbe,
príncipes y jefes del mundo,

12 los jóvenes y también las doncellas,
los viejos junto con los niños,

13 alaben el nombre del Señor,
el único nombre sublime.

Su majestad sobre el cielo y la tierra;
14 él acrece el vigor de su pueblo.

Alabanza de todos sus fieles,
de Israel, su pueblo escogido.

domingo, 7 de agosto de 2016

Ave María - Verbum Panis






¡Ave María!
¡Ave!
¡Ave María!
¡Ave!

Madre de la espera y mujer de la esperanza
Ora pro nobis

Madre de sonrisa y mujer de los silencios
Ora pro nobis

Madre de frontera y mujer apasionada
Ora pro nobis

Madre del descanso y mujer de los caminos
Ora pro nobis

¡Ave María!
¡Ave!
¡Ave María!
¡Ave!

Madre del respiro y mujer de los desiertos
Ora pro nobis

Madre del ocaso y mujer de los recuerdos
Ora pro nobis

Madre del presente y mujer de los retornos
Ora pro nobis

Madre del amor y mujer de la ternura
Ora pro nobis

¡Ave María!
¡Ave!
¡Ave María!
¡Ave!

sábado, 6 de agosto de 2016

El mundo es de todos - Luis Guitarra




Montaje audiovisual de la canción infantil "El mundo es de todos" del cantautor Luis Guitarra con ilustraciones de María del Mar Carles RJM. Realizado por Mario Pablo Sánchez Barrón (Granada - 2015)


El mundo es de todos

El mundo es de todos
de todos,
de todos,
y todos cabemos en él. (Bis)

¿Por qué los animales se mueren?
¿Por qué en los polos hace calor?
¿Por qué contaminamos el aire?
¿Por qué oscurecemos el sol?

¿Por qué desaparecen las plantas?
¿Por qué hay quien se dedica a manchar?
la tierra, los mares, las nubes...
y luego no quiere limpiar.

El mundo es de todos
de todos,
de todos,
y todos cabemos en él. (Bis)

¿Por qué hay países siempre con guerras?
¿Por qué la gente tiene que huir?
¿Por qué las fronteras se cierran...
a los que no han nacido aquí?

¿Por qué hay quien se despierta en las calles?
¿Por qué hay quien nunca ha sido feliz?
¿Por qué en mi casa tengo seis camas...
si luego nadie viene a dormir?

El mundo es de todos
de todos,
de todos,
y todos cabemos en él.(Bis)

y todos cabemos en él. 
y todos cabemos
y todos cabemos en él. 

viernes, 5 de agosto de 2016

¿De qué le sirve a un hombre ganar el mundo entero, si arruina su vida?

Mateo 16,24-28

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: 
«El que quiera venirse conmigo, que se niegue a sí mismo, que cargue con su cruz y me siga. Si uno quiere salvar su vida, la perderá; pero el que la pierda por mí la encontrará.

¿De qué le sirve a un hombre ganar el mundo entero, si arruina su vida? ¿O qué podrá dar para recobrarla? 

Porque el Hijo del hombre vendrá entre sus ángeles, con la gloria de su Padre, y entonces pagará a cada uno según su conducta. Os aseguro que algunos de los aquí presentes no morirán sin antes haber visto llegar al Hijo del hombre con majestad.»

Palabra del Señor

jueves, 4 de agosto de 2016

Déjate: una hermosa canción sobre la misericordia de Dios


Pioneros de Schoenstatt


Hace ya tiempo que comprendí
Tú me buscaste en todas partes.
La llama que un día empezó a fallar
Tú no dejaste, se apagase.

Yo no comprendo, y digo: ¿Qué será?
¿Será qué estaba equivocada?
Y he descubierto que este loco está
de amor muriendo porque llames.

Yo no he querido, saber más,
de la locura que me late,
pero la fiebre quiere regresar,
y Él no dejó de predicarme.

Y Tú me dices:
Déjate, que te consuma este fuego
No apagues llamas de esta hoguera
que si no hay fuego no habrá luz.
Créeme, que estoy clavado porque te amo
No encontrarás en otro lado
quien quiera ya morir por ti.

No tengas miedo no te dejaré
las veces que tú me reclames 
Yo gozo al ver que quieres regresar
déjame que Yo te levante.

Señor, ¿no ves que quiero regresar?
pero me pesa mi pasado,
¿Acaso pides lo que no se dar?
el tiempo me ha secado el alma.

Tanto he besado el suelo 
¿No lo ves?
Mis manos se han cerrado tanto.

No te preocupes, te rescataré
Mi vida a cambio por la tuya.

Y Tú me dices:
Déjate, que te consuma este fuego
No apagues llamas a esta hoguera
que si no hay fuego, no habrá luz.
Créeme, que estoy clavado porque te amo
No encontrarás en otro lado
quien quiera ya morir por ti.

Déjate, que te consuma este fuego.
No apagues llamas de esta hoguera
que Yo encendí en tu corazón.

El burrito




La foto es de un amigo mío, muy edificante
y al que mucho me gustaría imitar en muchas de sus virtudes.
Siempre calla (fuera de algún rebuznillo);
nunca se queja,
no tiene pretensiones de caballo;
carga con todo como lo que es, como un burro.
Cuando la gente quiere insultar a otro le dicen su nombre
y él no se molesta: le da un comino;
se ve que aprendió aquello de "oprobios, injurias, afrentas, etc."
Es el más humilde de los animales.

Y por humildad, mereció estar con Jesús:
en su nacimiento,
en su huída a Egipto,
llevándolo encima en los momentos duros de la persecución;
y después en los gloriosos de la entrada en Jerusalén;
y en esos momentos de gloria y de palmas
y de andar sobre vestiduras, no se envanecía,
porque sabía que esto no era por él sino por el que llevaba encima:
él no era sino el borriquito de Jesús.
Pidamos al Señor que nos haga también esta gracia a nosotros.

Jaime Piulachs, S.J

miércoles, 3 de agosto de 2016

La fe de la mujer cananea

Mateo 15, 22-28


En aquel tiempo Jesús se fue a la región de Tiro y Sidón.

Una mujer cananea de la zona salió gritando:
—¡Señor, Hijo de David, ten compasión de mí! Mi hija es atormentada por un demonio.

Él no respondió una palabra.
Se acercaron los discípulos y le suplicaron.
—Señor, atiéndela, para que no siga gritando detrás de nosotros.
Él contestó:
—¡He sido enviado solamente a las ovejas perdidas de la Casa de Israel!

Pero ella se acercó y se postró ante él diciendo:
—¡Señor, ayúdame!

Él respondió:
—No está bien quitar el pan a los hijos para echárselo a los perritos.

Ella replicó:
—Es verdad, Señor; pero también los perritos comen las migajas que caen de la mesa de sus dueños.

Entonces Jesús le contestó:
—Mujer, ¡qué fe tan grande tienes! Que se cumplan tus deseos.

Y en aquel momento, su hija quedó sana.

Palabra del Señor

IXCÍS música católica para todo el mundo

Ixcís es el nombre de un grupo malagueño que crea recursos para la evangelización como cuentos, videos, la difusión de Las Perlas de Francisco y hermosas canciones, todos recopilados en su página web http://www.ixcis.org/ . Los autores permiten su difusión gratuita para que así mismo sean utilizados gratuitamente. 

Ixcís es el símbolo utilizado por los primeros cristianos que tenían que vivir en clandestinidad. Ixcís significa en griego "pez". Era para ellos como decir "Jesús es el Señor". Ixcís son las siglas del acróstico griego que forman la afirmación: "Jesús Cristo Dios Hijo Salvador". 

Así mismo el grupo, como lo manifiestan en su portal, quería que sus canciones fueran como ese pez cuyo movimiento no tiene más lógica que la del Océano, se dejaran llevar por las corrientes del mar de Dios, por la lógica del Reino, un grupo que quiere que sus vidas canten que Jesús es el Señor en medio de un mundo empeñado en relegar a Dios a la clandestinidad y en encerrarlo en las sacristías.

Toda su discograífa ( 7 álbumes) está disponible para escuchar online o para descarga, igualmente gratuita. Canciones de Ixcís.

Y para conocer su hermoso trabajo, le comparto una de sus canciones: "Envíame" de su producción "Teselas de Luz y Barro".


¡Gracias a este grupo de católicos comprometidos con la nueva evangelización, Dios los siga bendiciendo y fructificando su trabajo!

lunes, 1 de agosto de 2016

Oración de San Alfonso María Ligorio ante el Santísimo Sacramento

Señor mío Jesucristo, que por amor a los hombre estás noche y día en este sacramento, lleno de piedad y de amor, esperando, llamando y recibiendo a cuantos vienen a visitarte: creo que estás presente en el sacramento del altar. Te adoro desde el abismo de mi nada y te doy gracias por todas las mercedes que me has hecho, y especialmente por haberte dado tu mismo en este sacramento, por haberme concedido por mi abogada a tu amantísima Madre y haberme llamado a visitarte en este iglesia.

Adoro ahora a tu Santísimo corazón y deseo adorarlo por tres fines: el primero, en acción de gracias por este insigne beneficio; en segundo lugar, para resarcirte de todas las injurias que recibes de tus enemigos en este sacramento; y finalmente, deseando adorarte con esta visita en todos los lugares de la tierra donde estás sacramentado con menos culto y abandono.

Amén.

 San Alfonso María Ligorio -Patrón de confesores y moralistas
1 de Agosto

domingo, 31 de julio de 2016

Mensaje del Papa Francisco para todo discípulo de Jesús



El Papa Francisco en el Santuario San Juan Pablo II, en Cracovia, en el marco de la jornada Mundial de la Juventud 2016, pronunció la siguiente homilía ante más de 2000 personas, muchos de ellos obispos, sacerdotes, religiosas y laicos consagrados. Un profundo mensaje sobre lo que es realmente responder al llamado de Jesús:

“El pasaje del Evangelio que hemos escuchado nos habla de un lugar, de un discípulo y un libro –dijo el Papa- El lugar es la casa en la que estaban los discípulos al anochecer del día de la Pascua: de ella se dice sólo que sus puertas estaban cerradas Ocho días más tarde, los discípulos estaban todavía en aquella casa, y sus puertas también estaban cerradas Jesús entra, se pone en medio y trae su paz, el Espíritu Santo y el perdón de los pecados: en una palabra, la misericordia de Dios. En este local cerrado resuena fuerte el mensaje que Jesús dirige a los suyos: «Como el Padre me ha enviado, así también os envío yo» .

“Jesús envía. Él desea desde el principio que la Iglesia esté de salida, que vaya al mundo. Y quiere que lo haga tal como él mismo lo ha hecho, como él ha sido mandado al mundo por el Padre: no como un poderoso, sino en forma de siervo no «a ser servido, sino a servir» y llevar la Buena Nueva también los suyos son enviados así en todos los tiempos. Llama la atención el contraste: mientras que los discípulos cerraban las puertas por temor, Jesús los envía a una misión; quiere que abran las puertas y salgan a propagar el perdón y la paz de Dios con la fuerza del Espíritu Santo”.

“Esta llamada es también para nosotros. ¿Cómo no sentir aquí el eco de la gran exhortación de san Juan Pablo II: «¡Abrid las puertas!»? No obstante, en nuestra vida como sacerdotes y personas consagradas, se puede tener con frecuencia la tentación de quedarse un poco encerrados, por miedo o por comodidad, en nosotros mismos y en nuestros ámbitos. Pero la dirección que Jesús indica es de sentido único: salir de nosotros mismos. Es un viaje sin billete de vuelta. Se trata de emprender un éxodo de nuestro yo, de perder la vida por él siguiendo el camino de la entrega de sí mismo. Por otro lado, a Jesús no le gustan los recorridos a mitad, las puertas entreabiertas, las vidas de doble vía. Pide ponerse en camino ligeros, salir renunciando a las propias seguridades, anclados únicamente en él”.

“En otras palabras, la vida de sus discípulos más cercanos, como estamos llamados a ser, está hecha de amor concreto, es decir, de servicio y disponibilidad; es una vida en la que no hay espacios cerrados ni propiedad privada para nuestras propias comodidades, al menos no los debe haber Quien ha optado por configurar toda su existencia con Jesús ya no elige dónde estar, sino que va allá donde se le envía, dispuesto a responder a quien lo llama; tampoco dispone de su propio tiempo. La casa en la que reside no le pertenece, porque la Iglesia y el mundo son los espacios abiertos de su misión. Su tesoro es poner al Señor en medio de la vida, sin buscar otra para él. Huye, pues, de las situaciones gratificantes que lo pondrían en el centro, no se sube a los estrados vacilantes de los poderes del mundo y no se adapta a las comodidades que aflojan la evangelización; no pierde el tiempo en proyectar un futuro seguro y bien remunerado, para evitar el riesgo convertirse en aislado y sombrío, encerrado entre las paredes angostas de un egoísmo sin esperanza y sin alegría. Contento con el Señor, no se conforma con una vida mediocre, sino que tiene un deseo ardiente de ser testigo y de llegar a los otros; le gusta el riesgo y sale, no forzado por caminos ya trazados, sino abierto y fiel a las rutas indicadas por el Espíritu: contrario al «ir tirando», siente el gusto de evangelizar”.

“En segundo lugar, aparece en el Evangelio de hoy la figura de Tomás, el único discípulo que se menciona. En su duda y su afán de entender —y también un poco terco—, este discípulo se nos asemeja un poco, y hasta nos resulta simpático. Sin saberlo, nos hace un gran regalo: nos acerca a Dios, porque Dios no se oculta a quien lo busca. Jesús le mostró sus llagas gloriosas, le hizo tocar con la mano la ternura infinita de Dios, los signos vivos de lo que ha sufrido por amor a los hombres”.

“Para nosotros, los discípulos, es muy importante poner la humanidad en contacto con la carne del Señor, es decir, llevarle a él, con confianza y total sinceridad, hasta el fondo, lo que somos. Jesús, como dijo a santa Faustina, se alegra de que hablemos de todo, no se cansa de nuestras vidas, que ya conoce; espera que la compartamos, incluso que le contemos cada día lo que nos ha pasado Así se busca a Dios, con una oración que sea transparente y no se olvide de confiar y encomendar las miserias, las dificultades y las resistencias. El corazón de Jesús se conquista con la apertura sincera, con los corazones que saben reconocer y llorar las propias debilidades, confiados en que precisamente allí actuará la divina misericordia. ¿Qué es lo que nos pide Jesús? Quiere corazones verdaderamente consagrados, que viven del perdón que han recibido de él, para derramarlo con compasión sobre los hermanos. Jesús busca corazones abiertos y tiernos con los débiles, nunca duros; corazones dóciles y transparentes, que no disimulen ante los que tienen la misión en la Iglesia de orientar en el camino. El discípulo no duda en hacerse preguntas, tiene la valentía de sentir la duda y de llevarla al Señor, a los formadores y a los superiores, sin cálculos ni reticencias. El discípulo fiel lleva a cabo un discernimiento atento y constante, sabiendo que cada día hay que educar el corazón, a partir de los afectos, para huir de toda doblez en las actitudes y en la vida”.

“El apóstol Tomás, al final de su búsqueda apasionada, no sólo ha llegado a creer en la resurrección, sino que ha encontrado en Jesús lo más importante de la vida, a su Señor; le dijo: «Señor mío y Dios mío».Nos hará bien rezar hoy y cada día estas palabras espléndidas, para decirle: «Eres mi único bien, la ruta de mi camino, el corazón de mi vida, mi todo”.

“En el último versículo que hemos escuchado, se habla, en fin, de un libro: es el Evangelio, en el que no están escritos muchos otros signos que hizo Jesús .Después del gran signo de su misericordia —podemos pensar—, ya no se ha necesitado añadir nada más. Pero queda todavía un desafío, queda espacio para los signos que podemos hacer nosotros, que hemos recibido el Espíritu del amor y estamos llamados a difundir la misericordia. Se puede decir que el Evangelio, libro vivo de la misericordia de Dios, que hay que leer y releer continuamente, todavía tiene al final páginas en blanco: es un libro abierto, que estamos llamados a escribir con el mismo estilo, es decir, realizando obras de misericordia. Os pregunto, queridos hermanos y hermanas: ¿Cómo están las páginas del libro de cada uno de vosotros? ¿Se escriben cada día? ¿Están escritas sólo en parte? ¿Están en blanco?”.

“Que la Madre de Dios nos ayude en ello- exclamó Francisco- que ella, que ha acogido plenamente la Palabra de Dios en su vida.nos de la gracia de ser escritores vivos del Evangelio; que nuestra Madre de misericordia nos enseñe a curar concretamente las llagas de Jesús en nuestros hermanos y hermanas necesitados, de los cercanos y de los lejanos, del enfermo y del emigrante, porque sirviendo a quien sufre se honra a la carne de Cristo. Que la Virgen María nos ayude a entregarnos hasta el final por el bien de los fieles que se nos han confiado y a sostenernos los unos a los otros, como verdaderos hermanos y hermanas en la comunión de la Iglesia, nuestra santa Madre”.

“Queridos hermanos y hermanas –finalizó el Pontífice- cada uno de nosotros guarda en el corazón una página personalísima del libro de la misericordia de Dios: es la historia de nuestra llamada, la voz del amor que atrajo y transformó nuestra vida, llevándonos a dejar todo por su palabra y a seguirlo. Reavivemos hoy, con gratitud, la memoria de su llamada, más fuerte que toda resistencia y cansancio. Demos gracias al Señor continuando con la celebración eucarística, centro de nuestra vida, porque ha entrado en nuestras puertas cerradas con su misericordia; porque, como a Tomás, nos da la gracia de seguir escribiendo su Evangelio de amor”.

sábado, 30 de julio de 2016

La Adoración Eucarística - De lo visible a lo invisible


En este vídeo "De lo visible a lo invisible", H.M. Televisión y la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos invitan a redescubrir la importancia de la Adoración Eucaristíca en la vida y en la misión de la Iglesia.

Este vídeo incluye entrevistas a:

Cardenal Antonio Cañizares, Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos
S. E. Mons. José Ignacio Munilla, Obispo de San Sebastián (España)
S. E. Mons. Marc Aillet, Obispo de Bayona (Francia)
Mons. Piero Amenta, Tribunal de la Rota Romana
Don Gabriel Díaz Azarola, sacerdote diocesano de Getafe (España)
Hna. Blanca Fuentes Casal, Sierva del Hogar de la Madre.

viernes, 29 de julio de 2016

Dios es amor


1 de Juan 4, 7-21

Queridos, amémonos unos a otros, porque el amor viene de Dios; todo el que ama es hijo de Dios y conoce a Dios. Quien no ama no ha conocido a Dios, ya que Dios es amor.

Dios ha demostrado el amor que nos tiene enviando al mundo a su Hijo único para que vivamos gracias a él. En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó y envió a su Hijo para que, ofreciéndose en sacrificio, nuestros pecados quedaran perdonados.

Queridos, si Dios nos ha amado tanto, también nosotros debemos amarnos unos a otros. A Dios nunca lo ha visto nadie; si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros y el amor de Dios ha llegado a su plenitud en nosotros.
Reconocemos que está con nosotros y nosotros con él porque nos ha hecho participar de su Espíritu. Nosotros lo hemos contemplado y atestiguamos que el Padre envió a su Hijo como Salvador del mundo.

Si uno confiesa que Jesús es Hijo de Dios, Dios permanece con él y él con Dios. Nosotros hemos conocido y hemos creído en el amor que Dios nos tuvo. Dios es amor: quien conserva el amor permanece con Dios y Dios con él.

El amor llegará en nosotros a su perfección si somos en el mundo lo que él fue y esperamos confiados el día del juicio.

En el amor no cabe el temor, antes bien, el amor desaloja el temor. Porque el temor se refiere al castigo, y quien teme no ha alcanzado un amor perfecto. Nosotros amamos porque él nos amó antes.

Si uno dice que ama a Dios mientras odia a su hermano, miente; porque si no ama al hermano a quien ve, no puede amar a Dios a quien no ve. Y el mandato que nos dio es que quien ama a Dios ame también a su hermano.

Palabra de Dios

Santa Marta, patrona de los imposible


Juan 11, 19-27

Muchos judíos habían ido a visitar a Marta y María para darles el pésame por la muerte de su hermano. Cuando Marta oyó que Jesús llegaba, salió a su encuentro, mientras María se quedaba en casa.
Marta dijo a Jesús:
—Si hubieras estado aquí, Señor, mi hermano no habría muerto. Pero yo sé que lo que pidas, Dios te lo concederá.
Le dice Jesús:
—Tu hermano resucitará.
Le dice Marta:
—Sé que resucitará en la resurrección del último día.
Jesús le contestó:
—Yo soy la resurrección y la vida. Quien cree en mí, aunque muera, vivirá; y quien vive y cree en mí no morirá para siempre. ¿Lo crees?
Le contestó:
—Sí, Señor, yo creo que tú eres el Mesías, el Hijo de Dios, el que había de venir al mundo.

Palabra del Señor

jueves, 28 de julio de 2016

Y me encontró Jesús - Jorge Morel



Autor e interprete: Jorge Morel

Por el mundo me pasé
en busca de alegrías,
por el mundo me pasé
en busca de amor.

Y llené todo mi ser
de cuántas cosas
en el mundo te encontré.(bis)

Y me encontró Jesús,
"El Nazareno"
Y me dio de su luz
el Padre bueno.

Y me dio por llorar
Ayayay Ayayaa
Y me dio por llorar
frente al Padre.

Puede reconocer
puede reconocer
mis males.

Y me encontró Jesús,
"El Nazareno"
Y me dio de su luz
el Padre bueno. (Bis)

miércoles, 27 de julio de 2016

Bendice mis manos



Señor, bendice mis manos
para que sean delicadas y sepan tomar
sin jamás aprisionar,
que sepan dar sin calcular
y tengan la fuerza de bendecir y consolar.

Señor, bendice mis ojos
para que sepan ver la necesidad
y no olviden nunca lo que a nadie deslumbra;
que vean detrás de la superficie
para que los demás se sientan felices
por mi modo de mirarles.

Señor, bendice mis oídos
para que sepan oír tu voz
y perciban muy claramente
el grito de los afligidos;
que sepan quedarse sordos
al ruido inútil y la palabrería,
pero no a las voces que llaman
y piden que las oigan y comprendan
aunque turben mi comodidad.

Señor, bendice mi boca
para que dé testimonio de Ti
y no diga nada que hiera o destruya;
que sólo pronuncie palabras que alivian,
que nunca traicione confidencias y secretos,
que consiga despertar sonrisas.

Señor, bendice mi corazón
para que sea templo vivo de tu Espíritu
y sepa dar calor y refugio;
que sea generoso en perdonar y comprender
y aprenda a compartir dolor y alegría
con un gran amor.
Dios mío, que puedas disponer de mí
con todo lo que soy, con todo lo que tengo.

Sabine Naegeli

martes, 26 de julio de 2016

Oración al Divino Niño Jesús



Jesús mío, mi amor, mi hermoso Niño, te amo tanto...Tú lo sabes, pero yo quiero amarte más: haz que te ame hasta donde no pueda amarte más una criatura, que te ame, hasta morir...

Ven a mí, Niño mío; ven a mis brazos, ven a mi pecho, reclínate sobre mi corazón un instante siquiera, embriágame con tu amor. Pero si tanta dicha no merezco, déjame al menos que te adore, que doblegue mi frente sobre el césped que huellas con tus plantas, cuando andas en el pastoreo de tu rebaño.

Pastorcillo de mi alma, pastorcito mío, mira esta ovejita tuya cómo ansiosa te busca, cómo anhela por ti. Quisiera morar contigo para siempre y seguirte a donde quiera que fueras para ser en todo momento iluminada con la lumbre de tus bellísimos ojos, y recreada con la sin par hermosura de tu rostro, y regalada con la miel dulcísima que destila de tus labios. Quisiera ser apacentada de tu propia mano y que nunca más quitaras tu mano de ella.

Más, quisiera Jesús mío: quisiera posar mis labios sobre la nívea blancura de tus pies. Si, amor, mío, no quieras impedirme tanto bien; déjame que me anonade a tus plantas y me abrace con tus pies y los riegue con las lágrimas salidas de mi pecho amante, encendidas en el sagrado fuego de tu amor; déjame besarte y después... no quiero más, muérame luego. Sí, muérame amándote, muérame por tu amor, muérame por ti, niño mío que eres sumo bien, mi dicha, mi hermosura, la dulzura de mi alma, la alegría de mi pecho, la paz de mi corazón, el encanto de mi vida. Ah, morir enfermo de amor y de amor por ti, luz mía, que dicha para mi alma, qué consuelo, qué felicidad.

Todo tuyo es mi ser, pues de la nada lo creaste, y me lo diste y otra vez vino a ser tuyo cuando me redimiste y con el precio de tu sangre me compraste; y otras tantas veces, hasta hoy he sido tuyo, cuantos son los instantes que he vivido pues esta vida que tengo, tú mismo a cada instante me la otorgas, la conservas y la guardas. 

Por eso, Jesús mío, a ti quiero tornarme, de quien tantos bienes en uno he recibido. Tú, pues serás, de hoy más mi dueño único. Tú el único amado de mi alma, porque sólo tú eres mi padre y mi hermano y mi amigo; y solo tú eres mi rey y creador y redentor, y tú solo mi Dios y mi soberano Señor. 

Dulce Jesús mío Divino Niño de mi alma: dime una vez más que sí me amas y dame en prenda de amor, de amor eterno, tu santa bendición. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

lunes, 25 de julio de 2016

Quien quiera ser grande que se haga servidor de los demás


Mateo 20, 20-28


Entonces se le acercó la madre de los Zebedeos con sus hijos y se postró para hacer una petición.

Él le preguntó:
—¿Qué deseas?

Ella contestó:
—Manda que, cuando reines, estos dos hijos míos se sienten uno a tu derecha y otro a tu izquierda.

Jesús le contestó:
—No saben lo que piden. ¿Son capaces de beber la copa que yo he de beber?

Ellos contestan:
—Podemos.

Jesús les dice:
—Mi copa la beberán, pero sentarse a mi derecha e izquierda no me toca a mí concederlo; esos lugares son para quienes se los ha destinado mi Padre.
Cuando los otros diez lo oyeron, se enojaron con los dos hermanos.

Pero Jesús los llamó y les dijo:
—Saben que entre los paganos los gobernantes tienen sometidos a sus súbditos y los poderosos imponen su autoridad.
No será así entre ustedes; más bien, quien entre ustedes quiera llegar a ser grande que se haga servidor de los demás; y quien quiera ser el primero, que se haga sirviente de los demás. Lo mismo que el Hijo del Hombre no vino a ser servido, sino a servir y a dar su vida como rescate por muchos.

Palabra del Señor

Oración: Agranda la Puerta - Miguel de Unamuno


Jesús entró en nuestro mundo
por la puerta pequeña
pequeño Él
hecho Niño Él

Agranda la puerta, Padre, 
porque no puedo pasar. 
La hiciste para los niños, 
yo he crecido, a mi pesar. 

Si no me agrandas la puerta, 
achícame, por piedad; 
vuélveme a la edad aquella 
en que vivir es soñar. 

Miguel de Unamuno

domingo, 24 de julio de 2016

La oración



Jesús y la oración

Lucas 11, 1-13

Una vez estaba en un lugar orando. Cuando terminó, uno de los discípulos le pidió:

—Señor, enséñanos a orar como Juan enseñó a sus discípulos.
Jesús les contestó:

—Cuando oren, digan:
Padre,
santificado sea tu nombre,
venga tu reino;
el pan nuestro de cada día danos hoy;
perdona nuestros pecados
como también nosotros
perdonamos a todos los que nos ofenden;
no nos dejes caer en la tentación.

Y les añadió:
—Supongamos que uno tiene un amigo que acude a él a media noche y le pide: Amigo, préstame tres panes, que ha llegado de viaje un amigo mío y no tengo qué ofrecerle. El otro desde dentro le responde: No me vengas con molestias; estamos acostados yo y mis niños; no puedo levantarme a dártelo. Les digo que, si no se levanta a dárselo por amistad, se levantará a darle cuanto necesita para que deje de molestarlo.

Y yo les digo: Pidan y se les dará, busquen y encontrarán, llamen y se les abrirá, porque quien pide recibe, quien busca encuentra, a quien llama se le abre.

¿Qué padre entre ustedes, si su hijo le pide pan, le da una piedra? O, si le pide pescado, ¿le dará en vez de pescado una culebra? O, si pide un huevo, ¿le dará un escorpión? Pues si ustedes, que son malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más el Padre del cielo dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan!

Palabra del Señor