martes, 10 de octubre de 2017

Oración de Consagración a la Virgen de Fátima - Papa Francisco



Bienaventurada María Virgen de Fátima,
con renovada gratitud por tu presencia maternal
unimos nuestra voz a la de todas las generaciones
que te llaman bienaventurada.

Celebramos en ti las grandes obras de Dios,
que nunca se cansa de inclinarse
con misericordia hacia la humanidad,
afligida por el mal y herida por el pecado,
para curarla y salvarla.

Acoge con benevolencia de Madre
el acto de consagración que hoy hacemos con confianza,
ante esta imagen tuya tan querida por nosotros.

Estamos seguros de que cada uno de nosotros
es precioso a tus ojos y que nada de lo que
habita en nuestros corazones es ajeno a ti.

Nos dejamos alcanzar por tu dulcísima mirada
y recibimos la consoladora caricia de tu sonrisa.

Custodia nuestra vida entre tus brazos:
bendice y refuerza todo deseo de bien;
reaviva y alimenta la fe;
sostén e ilumina la esperanza;
suscita y anima la caridad;
guíanos a todos nosotros por el camino de la santidad.

Enséñanos tu mismo amor de predilección
por los pequeños y los pobres,
por los excluidos y los que sufren,
por los pecadores y los extraviados de corazón:
congrega a todos bajo tu protección
y entrégalos a todos a tu dilecto Hijo,
el Señor nuestro
Jesús. Amén

Papa Francisco
13 de Octubre de 2013-Roma

lunes, 2 de octubre de 2017

La oración a la Virgen de la Sonrisa



Oh María, Madre de Jesús y nuestra,
que con una clara sonrisa te dignaste consolar y curar
a tu hija Santa Teresita del Niño Jesús de la depresión,
devolviéndole la alegría de vivir
y el sentido de su existencia en Cristo resucitado;
mira con maternal afecto a tantos
hijos e hijas que sufren con la depresión,
trastornos y síndromes psiquiátricos y males psicosomáticos.

Que Jesucristo cuide y de sentido a la vida de tantas personas,
cuya existencia a veces está deteriorada.

María, que tu hermosa sonrisa no deje que
las dificultades de la vida oscurezcan nuestra alma.
Sabemos que sólo tu hijo Jesús puede satisfacer
los anhelos más profundos de nuestro corazón.
María, mediante la luz que brota de tu rostro,
transparenta la misericordia de Dios.

Que tu mirada nos acaricie, y nos convenza de que
Dios nos ama y nunca nos abandona,
y tu ternura renueve en nosotros la autoestima,
la confianza en las propias capacidades,
el interés por el futuro y el deseo de vivir feliz.

Que los familiares de los que sufren con la depresión
ayuden en el proceso de curación, nunca considerándolos
farsantes que usan la enfermedad con intereses de comodidad,
sino que los demás los valoren, escuchen, comprendan y animen.

Virgen de la Sonrisa, alcánzanos de Jesús la verdadera curación
y líbranos de alivios temporales e ilusorios.
Curados, nos comprometemos a servir con alegría,
disposición y entusiasmo a Jesús como discípulos misioneros,
con nuestro testimonio de vida renovada.
Amén.


Reza un Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

viernes, 22 de septiembre de 2017

La llamada del todo


La llamada del todo

Benjamín González Buelta S.J.

Hay que dejarlo todo
en el seguimiento a Jesús.

Primero se dejan las cosas:
lo que se recibe heredado
y viene grapado al apellido,
lo que es fruto del trabajo
y lleva nuestra huella.

También hay que dejarse a sí mismo:
los propios miedos,
con su parálisis y los propios saberes,
con sus rutas ya trazadas.

Después hay que entregar
las llaves del futuro,
acoger lo que nos ofrece
el Señor de la historia
y avanzar en diálogo
de libertades encontradas
mutuamente para siempre,
que se unifican en un único paso
en la nueva puntada de tejido.

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Educar a la Esperanza - Papa Francisco



"Queridos hermanos y hermanas:

Hoy tratamos sobre el tema «educar a la esperanza», por eso usaré el tú, imaginando conversar con un joven o con cualquier persona dispuesta a aprender.

¡Donde Dios te ha plantado, espera! No cedas al desánimo. 

Recuerda que el enemigo que tienes que derrotar está dentro de ti. 

Cree firmemente que este mundo es un milagro de Dios, que él nos da la gracia de realizar nuevos prodigios, porque la fe y la esperanza caminan juntas. 

Confía en Dios Creador, que llevará su creación a cumplimiento definitivo, en el Espíritu Santo que guía todo el bien, en Cristo que nos espera al final de nuestra existencia.

Nunca pienses que has luchado en vano, que al final de la vida nos espera el naufragio. Dios no nos engaña, llevará a plenitud, como una eterna primavera, la esperanza que ha puesto en nuestro corazón.

No te quedes paralizado, levántate, camina, confía, Sueña. 

Sé constructor de paz y no de odio o división. 

Ama a tu prójimo, respeta el camino de cada uno, sé compasivo y justo. Sueña con un mundo nuevo. 

Pide a Dios la gracia de ser valiente. Recuerda que Jesús venció por nosotros al miedo, el enemigo más grande contra nuestra fe. 

Reconoce que por el Bautismo tu vida pertenece a Cristo y él vive en ti, y a través tuyo, con su mansedumbre, quiere someter a los enemigos del hombre: el pecado, el odio, el crimen, la violencia.

Recuerda que no eres superior a nadie y que, como cristiano, eres hermano de todos. 

Cultiva ideales y sé fiel a ellos. Y si te equivocas, no dudes en levantarte siempre, pues no somos infalibles, y el Hijo de Dios ha venido para rescatarnos a todos. 

Vive, ama, cree, sueña. Dios es tu amigo, y con su gracia, nunca caigas en la desesperación".

Papa Francisco
Audiencia General
Miércoles 20 de septiembre 2017


viernes, 15 de septiembre de 2017

Stabat Mater


Stabat Mater  (Estaba de pie la Madre), es un himno atribuido al papa Inocencio III, y al franciscano Jacopone de Todi, compuesto en el siglo XIII. El himno medita sobre el sufrimiento de la Santísima Virgen María en la cruxificción y muerte de su Hijo, nuestro Señor Jesucristo. Hoy, día de la Virgen Dolorosa, nos unimos a este coro gregoriano para honrar a nuestra Madre del Cielo en sus dolores al pie de la cruz.


STABAT MATER


Stabat mater dolorosa
juxta Crucem lacrimosa, 
dum pendebat Filius. Cuius animam gementem, 
contristatam et dolentem
pertransivit gladius. O quam tristis et afflicta
fuit illa benedicta, 
mater Unigeniti! Quæ mœrebat et dolebat, 
pia Mater, dum videbat
nati pœnas inclyti. Quis est homo qui non fleret, 
matrem Christi si videret 
in tanto supplicio? Quis non posset contristari 
Christi Matrem contemplari 
dolentem cum Filio? Pro peccatis suæ gentis 
vidit Iesum in tormentis, 
et flagellis subditum.
Vidit suum dulcem Natum 
moriendo desolatum, 
dum emisit spiritum.
Eia, Mater, fons amoris 
me sentire vim doloris fac,
ut tecum lugeam. Fac, ut ardeat cor meum 
in amando Christum Deum 
ut sibi complaceam. Sancta Mater, istud agas, 
crucifixi fige plagas 
cordi meo valide. Tui Nati vulnerati, 
tam dignati pro me pati, 
pœnas mecum divide. Fac me tecum pie flere, 
crucifixo condolere, 
donec ego vixero.
Juxta Crucem tecum stare, 
et me tibi sociare 
in planctu desidero. Virgo virginum præclara, 
mihi iam non sis amara, 
fac me tecum plangere.

Fac, ut portem Christi mortem, 
passionis fac consortem,
et plagas recolere. Fac me plagis vulnerari, 
fac me Cruce inebriari, 
et cruore Filii. Flammis ne urar succensus, 
per te, Virgo, sim defensus 
in die iudicii. Christe, cum sit hinc exire, 
da per Matrem me venire 
ad palmam victoriæ.
Quando corpus morietur, 
fac, ut animæ donetur 
paradisi gloria. Amen.


TRADUCCIÓN DE LOPE DE VEGA 1614


La Madre piadosa estaba
junto a la cruz y lloraba
mientras el Hijo pendía.

Cuya alma, triste y llorosa,
traspasada y dolorosa,
fiero cuchillo tenía.

¡Oh, cuán triste y cuán aflicta
se vio la Madre bendita,
de tantos tormentos llena!

Cuando triste contemplaba
y dolorosa miraba
del Hijo amado la pena.

Y ¿cuál hombre no llorara,
si a la Madre contemplara
de Cristo, en tanto dolor?

Y ¿quién no se entristeciera,
Madre piadosa, si os viera
sujeta a tanto rigor?

Por los pecados del mundo,
vio a Jesús en tan profundo
tormento la dulce Madre.

Vio morir al Hijo amado,
que rindió desamparado
el espíritu a su Padre.

¡Oh dulce fuente de amor!,
hazme sentir tu dolor
para que llore contigo.

Y que, por mi Cristo amado,
mi corazón abrasado
más viva en él que conmigo.

Y, porque a amarle me anime,
en mi corazón imprime
las llagas que tuvo en sí.

Y de tu Hijo, Señora,
divide conmigo ahora
las que padeció por mí.

Hazme contigo llorar
Y de veras lastimar
de sus penas mientras vivo.

Porque acompañar deseo
en la cruz, donde le veo,
tu corazón compasivo.

¡Virgen de vírgenes santas!,
llore ya con ansias tantas,
que el llanto dulce me sea.

Porque su pasión y muerte
tenga en mi alma, de suerte
que siempre sus penas vea.

Haz que su cruz me enamore
Y que en ella viva y more
de mi fe y amor indicio.

Porque me inflame y encienda,
y contigo me defienda
en el día del juicio.

Haz que me ampare la muerte
de Cristo, cuando en tan fuerte
trance vida y alma estén.

Porque, cuando quede en calma
el cuerpo, vaya mi alma
a su eterna gloria. Amén.

Nuestra Señora de los Dolores


Hoy conmemoramos los siete dolores de la Santísima Virgen María; la iglesia nos invita a meditar en la vida dolorosa de nuestra Madre, quien a pesar del dolor siempre mantuvo la fe, confianza, obediencia y entrega total a la voluntad de Dios Padre.

Podemos realizar la meditación de diferentes maneras según el tiempo que dispongamos:

1. Un rosario de siete misterios: después de enunciar cada misterio se realiza la reflexión y a continuación se rezan un Padrenuestro, 7 Ave Marías y un Gloria. 

2. La corona de los siete dolores: se enuncia y reflexiona el dolor y rezamos un Avemaría.

3. Rosario con un misterio para cada día: inicia el lunes meditando el primer dolor acompañado por un Padrenuestro, 7 Ave Marías y un Gloria, así sucesivamente durante toda la semana, terminando el domingo con el séptimo dolor.


Dolores:


Primer Dolor: La profecía de Simeón (Lucas 2,22-35)

Segundo Dolor: La huida a Egipto (Mateo 2, 13-15)

Tercer Dolor: El niño perdido en el Templo (Lucas 2, 41-50)

Cuarto Dolor: María se encuentra con Jesús camino al Calvario (IV Estación del viacrucis)

Quinto Dolor: Jesús muere en la cruz (Juan 19, 17-39)

Sexto Dolor: María recibe el cuerpo de Jesús al ser bajado de la cruz (Marcos 15, 42-46)

Séptimo Dolor: Jesús es colocado en el Sepulcro (Juan 19, 38-42)


domingo, 10 de septiembre de 2017

E-book con todos los mensajes del Papa Francisco en Colombia

ACI Prensa ha puesto a disposición de todos sus lectores un e-book en PDF con todas las homilías, oraciones y discursos del Papa Francisco en Colombia, en su visita apostólica del 6 al 10 de septiembre.
Este documento incluye la transcripción de todos los mensajes que pronunció el Santo Padre en las 4 ciudades visitadas: Bogotá, Villavicencio, Medellín y  Cartagena. También contiene enlaces a los vídeos que registran los eventos de la agenda pública del Santo Padre en el país.
Puede descargarlo en:

Hermosa Serenata de Seminaristas al papa Francisco


En su visita a Colombia, tras su llegada de Medellín donde se reunió con los consagrados en la plaza de eventos de la Macarena, un coro de seminaristas de las comunidades de dominicos, agustinos y franciscanos, brindaron una sentida serenata al Papa Francisco en las puertas de la Nunciatura Apostólica de la ciudad de Bogotá. 

La primera canción, en latín, es el texto bíblico en el cual nuestro Señor Jesucristo, elige a Pedro como la piedra sobre la cual edificará su iglesia y le anuncia que las puertas del infierno no prevalecerán sobre ella. Así los seminaristas resaltan la misión del Papa Francisco, como el nuevo Pedro elegido por el Señor y rememoran la promesa que el mal no triunfará.

La segunda canción, Cantemos al Señor con Alegría, es una oración de agradecimiento a Dios, donde se valora el papel del Pastor Santo como el elegido para ser la voz y el amor por medio del cual el Señor llama a muchos, que con su ejemplo es otro Cristo y piden más trabajadores para su mies.

A pocas horas de terminar la visita apostólica al país, nos unimos a las voces de estos seminaristas, y expresamos nuestro agradecimiento al Altísimo por el amor que nos ha regalado a los colombianos por medio del Papa Francisco. Que sus enseñanzas nos marquen el sendero para hacer de nuestras vidas obras fecundas para el Señor. 



Textos de los temas interpretados:


Tu es Petrus


Tu es Petrus, et super hanc petram aedificabo Ecclesiam meam, 
et portae inferi non praevalebunt adversus eam

Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi iglesia,
y las puertas del infierno no prevalecerán sobre ella (Mateo 16,18).


Cantemos al Señor con alegría



Cantemos al Señor con alegría,
unidos a la voz del pastor santo;
demos gracias a Dios, que es luz y guía,
solícito pastor de su rebaño.

Es su voz y su amor el que nos llama
en la voz del pastor que él ha elegido,
es su amor infinito el que nos ama
en la entrega y amor de este otro Cristo.


Conociendo en la fe su fiel presencia,
hambrientos de verdad y luz divina,
sigamos al pastor que es providencia
de pastos abundantes que son vida.

Apacienta, Señor, guarda a tus hijos,
manda siempre a tu mies trabajadores;
cada aurora, a la puerta del aprisco,
nos aguarde el amor de tus pastores.

Amén.




viernes, 8 de septiembre de 2017

Oración del Papa Francisco al Cristo Negro de Bojayá



Oración

Oh Cristo negro de Bojayá,
que nos recuerdas tu pasión y muerte;
junto con tus brazos y pies
te han arrancado a tus hijos
que buscaron refugio en ti.

Oh Cristo negro de Bojayá,
que nos miras con ternura
y en tu rostro hay serenidad;
palpita también tu corazón
para acogernos en tu amor.
Oh Cristo negro de Bojayá,
haz que nos comprometamos
a restaurar tu cuerpo.
Que seamos tus pies para salir al encuentro
del hermano necesitado;
tus brazos para abrazar
al que ha perdido su dignidad;
tus manos para bendecir y consolar
al que llora en soledad.
Haz que seamos testigos
de tu amor y de tu infinita misericordia.


Nota: en el año 2002 las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia FARC, en un combate con las Autodefensas Unidas de Colombia, atacaron a la población civil que estaba resguardada en la iglesia de Bojayá, un municipio del Chocó, costa pacífica colombiana. La masacre hecha con una pipeta de gas llena de explosivos, causó la muerte de 100 personas, y la destrucción total del templo; entre los escombros, además de las victimas, se rescató a un cristo roto: el Cristo Negro de Bojayá. 

miércoles, 6 de septiembre de 2017

¡Papa Francisco Bienvenido a Colombia!


Millones de colombianos estamos de fiesta con la llegada del Papa Francisco al país. Después de meses de espera, de oración y preparación han llegado los días más esperados del año. 

Un mensaje de esperanza y de reconciliación es el que trae el papa, para unir corazones que la guerra ha dañado, para renovar la fe de muchos católicos, para apoyar a la iglesia local y su papel en la reconstrucción de un país devastado moralmente por la guerra, el narcotráfico, la corrupción y la injusticia social.

El Papa Francisco nos ha despertado ese sentido de iglesia universal, incitado el movimiento de los católicos de todas las edades, recuperando sus mensajes y valorando su papel como pastor de la iglesia constituida por nuestros Señor Jesucristo.

Damos gracias a Dios Padre por todas las bendiciones que derramará en el país con esta visita, por los corazones que el Espíritu Santo tocará en todo el territorio nacional. Rogamos a la Santísima Virgen del Rosario de Chiquinquirá interceda por esta visita apostólica; para que brinde los frutos de conversión y renovación que necesitamos en la construcción de un país más justo y una sociedad guiada por los valores del evangelio.


¡Bienvenido Papa Francisco a Colombia, damos contigo el primer paso!

lunes, 4 de septiembre de 2017

Consagración de las Familias a la Virgen del Rosario de Chiquinquirá


¡Oh Virgen de Chiquinquirá!
con filial cariño queremos consagrarnos a ti
y te pedimos que intercedas por nuestras familias.

Acepta Madre nuestro esfuerzo cotidiano,
y permite que nuestros pensamientos, palabras
y obras sean una continua alabanza
a nuestro Señor Jesucristo.

Haz de nuestro hogar
un sitio donde reine la ternura,
el amor, la bendición,
el perdón y la paz.

Virgen del Rosario de Chiquinquirá,
permite que seamos una familia unida,
con mucho cariño entre padres e hijos
y llénanos de esperanza frente a la vida. Amén.

Consagración de Colombia a la Virgen del Rosario de Chiquinquirá por San Juan Pablo II



ORACIÓN DE SU SANTIDAD JUAN PABLO II A LA VIRGEN DEL ROSARIO 
EN LA BASÍLICA DE NUESTRA SEÑORA DE CHIQUINQUIRÁ

Jueves 3 de julio de 1986


1. ¡Dios te salve María! 

Te saludamos con el Ángel: Llena de gracia. 
El Señor está contigo. 

Te saludamos con Isabel: ¡Bendita tú entre las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre! ¡Feliz porque has creído a las promesas divinas! 

Te saludamos con las palabras del Evangelio: Feliz porque has escuchado la Palabra de Dios y la has cumplido. 

2. Tú eres la ¡llena de gracia!

Te alabamos, Hija predilecta del Padre.
Te bendecimos, Madre del Verbo divino.
Te veneramos, Sagrario del Espíritu Santo. 
Te invocamos, Madre y Modelo de toda la Iglesia.
Te contemplamos, imagen realizada de las esperanzas de toda la humanidad.

3. ¡EI Señor está contigo!

Tú eres la Virgen de la Anunciación, el Sí de la humanidad entera al misterio de la salvación.
Tú eres la Hija de Sión y el Arca de la nueva Alianza en el misterio de la visitación.
Tú eres la Madre de Jesús, nacido en Belén, la que lo mostraste a los sencillos pastores y a los sabios de Oriente.
Tú eres la Madre que ofrece a su Hijo en el templo, lo acompaña hasta Egipto, lo conduce a Nazaret.
Virgen de los caminos de Jesús, de la vida oculta y del milagro de Caná. 
Madre Dolorosa del Calvario y Virgen gozosa de la Resurrección.
ú eres la Madre de los discípulos de Jesús en la espera y en el gozo de Pentecostés.

4. Bendita porque creíste en la Palabra del Señor,
porque esperaste en sus promesas,
porque fuiste perfecta en el amor.

Bendita por tu caridad premurosa con Isabel, 
por tu bondad materna en Belén, 
por tu fortaleza en la persecución,
por tu perseverancia en la búsqueda de Jesús en el templo,
por tu vida sencilla en Nazaret,
por tu intercesión en Caná,
por tu presencia maternal junto a la cruz,
por tu fidelidad en la espera de la resurrección,
por tu oración asidua en Pentecostés.

Bendita eres por la gloria de tu Asunción a los cielos
por tu materna protección sobre la Iglesia 
por tu constante intercesión por toda la humanidad.

5. ¡Santa María, Madre de Dios!

Queremos consagrarnos a Ti.
Porque eres Madre de Dios y Madre nuestra.
Porque tu Hijo Jesús nos confió a todos a Ti.
Porque has querido ser Madre de esta Iglesia de Colombia y has puesto aquí en Chiquinquirá tu santuario.
Nos consagramos a Ti todos los que hemos venido a visitarte en esta celebración solemne de los cuatrocientos años de la renovación de tu imagen. 
Te consagro toda la Iglesia de Colombia, con sus Pastores y sus fieles:
Los obispos, que a imitación del Buen Pastor velan por el pueblo que les ha sido encomendado.
Los sacerdotes, que han sido ungidos por el Espíritu.
Los religiosos y religiosas, que ofrendan su vida por el reino de Cristo.
Los seminaristas, que han acogido la llamada del Señor.
Los esposos cristianos en la unidad e indisolubilidad de su amor con sus familias.
Los seglares comprometidos en el apostolado.
Los jóvenes que anhelan una sociedad nueva.
Los niños que merecen un mundo más pacífico y humano.
Los enfermos, los pobres, los encarcelados, los perseguidos, los huérfanos, los desesperados, los moribundos.
Te consagro toda esta nación de Colombia de la que eres, Virgen de Chiquinquirá, Patrona y Reina.
Que resplandezcan en sus instituciones los valores del Evangelio.

6. ¡Ruega por nosotros pecadores!

Madre de la Iglesia, bajo tu patrocinio nos acogemos y a tu inspiración nos encomendamos.
Te pedimos por la Iglesia de Colombia, para que sea fiel en la pureza de la fe, en la firmeza de la esperanza, en el fuego de la caridad, en la disponibilidad apostólica y misionera, en el compromiso por promover la justicia y la paz entre los hijos de esta tierra bendita.
Te suplicamos que toda la Iglesia de Latinoamérica se mantenga siempre en perfecta comunión de fe y de amor, unida a la Sede de Pedro con estrechos vínculos de obediencia y de caridad.
Te encomendamos la fecundidad de la nueva evangelización, la fidelidad en el amor de preferencia por los pobres y la formación cristiana de los jóvenes, el aumento de las vocaciones sacerdotales y religiosas, la generosidad de los que se consagran a la misión, la unidad y la santidad de todas las familias.

7. “Ahora y en la hora de nuestra muerte”

¡Virgen del Rosario, Reina de Colombia, Madre nuestra! Ruega por nosotros ahora.
Concédenos el don inestimable de la paz, la superación de todos los odios y rencores, la reconciliación de todos los hermanos.
Que cese la violencia y la guerrilla. 
Que progrese y se consolide el diálogo y se inaugure una convivencia pacífica. 
Que se abran nuevos caminos de justicia y de prosperidad. 
Te lo pedimos a Ti a quien invocamos como Reina de la Paz.

¡Ahora y en la hora de nuestra muerte!

Te encomendamos a todas las víctimas de la injusticia y de la violencia, a todos los que han muerto en las catástrofes naturales, a todos los que en la hora de la muerte acuden a Ti como Madre y Patrona.

Sé para todos nosotros, Puerta del Cielo, vida, dulzura y esperanza, para que juntos podamos contigo glorificar al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

¡Amén!

viernes, 1 de septiembre de 2017

El primer paso, ofrenda musical por la visita del Papa Francisco a Colombia



Colombia se viste de alegría y de esperanza, cientos de cantantes han elevado su voz para celebrar la visita del Papa Francisco al país. Uniéndose a esta fiesta reconocidos cantantes como: Carlos Vives, Goyo Martínez de ChocQuibTown, Herencia de Timbiquí, Inés Granja, Jorge Celedón, María Mulata, Nidia Góngora y Canalón de Timbiquí han lanzado la canción: El Primer Paso.

El compositor Iván Benavides, autor de canciones como la Tierra del Olvido, realizó una mezcla de cantos tradicionales de diferentes comunidades afrocolombianas e indígenas como el bullerengue, la cumbia y el currulao uniendo el país con un mensaje de reconciliación y respeto por la vida. El arreglo orquestal fue realizado por el músico Nicolás Ospina.

El vídeo, elaborado por Lupita Producciones, Marcela Benavides y Jaime de Greiff, integra imágenes de diferentes locaciones de Bogotá como el Jardín Botánico, la Biblioteca Virgilio Barco, de calles de la ciudad de Cali y otras de diversas regiones del país. Una mezcla de etnias y razas se entrecruzan en abrazos y pasos que invitan a la paz y el amor entre todos los colombianos.


El Primer Paso

Porque la vida es sagrada
yo vengo a ofrecer mi vida
porque la vida es bendita
yo comparto mi alegría (bis)

Es con mis manos que siembran
y con mi alma que siente
y con mi mente que sueña
mi corazón que entiende (bis)

Salgo a caminar
más allá de las montañas
doy el primer paso
para encontrar la esperanza.

Salgo a caminar
para volver a encontrarnos
doy el primer paso
para volver a abrazarnos.

(Bis)

Haber nacido aquí
es toda una bendición.


jueves, 24 de agosto de 2017

El aborto "legal" mata igual




Una de las razones que dan los grupos proabortistas para promover su legalización es evitar la muerte de mujeres que se practican abortos en clínicas clandestinas. Sin embargo, el caso de Keila Jones y su hijo Ángel,  de Argentina, muestran que EL ABORTO LEGAL MATA IGUAL.

El documental presenta la historia de Keila una joven de 17 años, residente de Esquel en la provincia de Chubut, que el 1 de diciembre del 2015 asistió a un hospital público donde encontró la muerte tras someterse a un aborto. 

En este caso clasificaron el aborto como no punible, aunque no había sido producto de una violación, tampoco corría riesgo la vida de la madre, ni el bebé presentaba ninguna malformación congénita. La menor asistió amparada bajo la Ley de Abortos no punibles establecida por la expresidenta Cristina Kirchner en el año 2015. 

Tras ser sometida a la administración de misoprosol y dos operaciones por gastroenteritis posterior al aborto, la joven murió a los pocos días, por complicaciones postaborto. Después de un proceso de investigaciones judiciales la médica que trató a la joven fue hallada culpable de lesiones personales y suspendida de su practica clínica durante 1 año. 

Casos como estos se presentan diariamente, pero gracias a los padres de Keila que lo han llevado a los tribunales, salen a la luz pública desmintiendo la falsa imagen que los abortos "legales" son seguros. 

El dolor de esta familia, tras casi dos años de la muerte de su hija, permite reflexionar sobre el valor de la vida y la importancia de defenderla en todas sus etapas.

miércoles, 23 de agosto de 2017

¿Yo soy una persona de primavera o de otoño? - Papa Francisco




Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!

Hemos escuchado la Palabra de Dios en el libro del Apocalipsis, y dice así: «Yo hago nuevas todas las cosas» (21,5). La esperanza cristiana se basa en la fe en Dios que siempre crea novedad en la vida del hombre, crea novedad en la historia y crea novedad en el cosmos. Nuestro Dios es el Dios que crea novedad, porque es el Dios de las sorpresas. Novedad y sorpresas.

No es cristiano caminar con la mirada dirigida hacia abajo –como hacen los cerdos: siempre van así– sin levantar los ojos al horizonte. Como si todo nuestro camino se terminara aquí, en la palma de pocos metros de viaje; como si en nuestra vida no existiera ninguna meta y ningún fin, y nosotros estuviéramos obligados a un eterno vagar, sin ninguna razón para nuestras tantas fatigas. Esto no es cristiano.

Las páginas finales de la Biblia nos muestran el horizonte último del camino del creyente: la Jerusalén del Cielo, la Jerusalén celestial. Esta es imaginada sobre todo como una inmensa carpa, donde Dios acogerá a todos los hombres para habitar definitivamente con ellos (Ap 21,3). Y esta es nuestra esperanza.

Y ¿Qué cosa hará Dios, cuando finalmente estaremos con Él? Usará una ternura infinita en relación a nosotros, como un padre que acoge a sus hijos que han fatigado y sufrido largamente. Profetiza Juan en el Apocalipsis: «Esta es la morada de Dios entre los hombres […] - ¿qué cosa hará Dios? – Él secará todas sus lágrimas, y no habrá más muerte, ni pena, ni queja, ni dolor, porque todo lo de antes pasó […] Yo hago nuevas todas las cosas» (21, 3-5). El Dios de la novedad.

Intenten meditar este pasaje de la Sagrada Escritura no en modo abstracto, sino después de haber leído una crónica de nuestros días, después de haber visto la televisión o la portada de un diario, donde existen tantas tragedias, donde se reportan noticias tristes a las cuales todos corremos el riesgo de acostumbrarnos.

Y he saludado a algunos de Barcelona: cuantas noticias tristes de ahí. He saludado a algunos del Congo, y cuantas noticias tristes de allá. Y tantas otras. Sólo para nombrar dos de ustedes, que están aquí. Intenten pensar en los rostros de los niños aterrorizados por la guerra, al llanto de las madres, a los sueños rotos de tantos jóvenes, a las penurias de tantos prófugos que afrontan viajes terribles, y son explotados tantas veces… La vida lamentablemente es también esto. Algunas veces se podría decir que es sobre todo esto.

Puede ser. Pero existe un Padre que llora con nosotros; existe un Padre que llora lágrimas de infinita piedad en relación de sus hijos. Nosotros tenemos un Padre que sabe llorar, que llora con nosotros. Un Padre que nos espera para consolarnos, porque conoce nuestros sufrimientos y ha preparado para nosotros un futuro diferente. Esta es la gran visión de la esperanza cristiana, que se dilata todos los días de nuestra existencia, y nos quiere consolar.

Dios no ha querido nuestras vidas por equivocación, obligando a Sí mismo y a nosotros a duras noches de angustia. En cambio, nos ha creado porque nos quiere felices. Es nuestro Padre, y si nosotros aquí, ahora, experimentamos una vida que no es aquella que Él ha querido para nosotros, Jesús nos garantiza que Dios mismo está obrando su rescate. Él trabaja para rescatarnos.

Nosotros creemos y sabemos que la muerte y el odio no son las últimas palabras pronunciadas en la parábola de la existencia humana. Ser cristiano implica una nueva perspectiva: una mirada llena de esperanza. Alguno cree que la vida contiene todas sus felicidades en la juventud y en el pasado, y que el vivir sea un lento decaimiento. Otros aún piensan que nuestras alegrías sean sólo ocasionales y pasajeras, y en la vida de los hombres está escrito el sin sentido.

Aquellos que ante tantas calamidades dicen: “Pero la vida no tiene sentido. Nuestro camino es sin sentido”. Pero nosotros los cristianos no creemos en esto. En cambio, creemos que en el horizonte del hombre existe un sol que ilumina por siempre. Creemos que nuestros días más bellos deben todavía llegar. Somos gente más de primavera que de otoño.

Me gustaría preguntarles, ahora –cada uno responda en su corazón, en silencio, pero responda–: ¿yo soy un hombre, una mujer, un joven, una joven, de primavera o de otoño? ¿Mi alma es de primavera o de otoño? Cada uno responda. Entrevemos los gérmenes de un mundo nuevo en vez de las hojas amarillentas sobre sus ramas. No nos quedamos en nostalgias, añoranzas y lamentos: sabemos que Dios nos quiere herederos de una promesa e incansables cultivadores de sueños.

No se olvide de esta pregunta: ¿Yo soy una persona de primavera o de otoño? De primavera, que espera la flor, que espera el fruto, que espera el sol que es Jesús; o de otoño, que está siempre con la mirada hacia abajo, amargado, y como a veces he dicho, con la cara de ajíes al vinagre, ¿no?

El cristiano sabe que el Reino de Dios, su Señoría de amor está creciendo como un gran campo de trigo, a pesar de que en medio esta la cizaña. Siempre existen problemas, existen las habladurías, existen las guerras, existen las enfermedades… existen los problemas. Pero el trigo crece, y al final el mal será eliminado.

El futuro no nos pertenece, pero sabemos que Jesucristo es la más grande gracia de la vida: es el abrazo de Dios que nos espera al final, pero que ya desde ahora nos acompaña y nos consuela en el camino. Él nos conduce a la gran “morada” de Dios entre los hombres (Cfr. Ap. 21,3), con tantos otros hermanos y hermanas, y llevaremos a Dios el recuerdo de los días vividos aquí abajo. Y será bello descubrir en ese instante que nada ha sido perdido, nada, ni siquiera una lágrima: nada ha sido perdido; ninguna sonrisa, ni ninguna lágrima.

Por cuanto nuestra vida haya sido larga, nos parecerá de haber vivido en un momento. Y que la creación no se ha quedado en el sexto día del Génesis, la creación no ha terminado el sexto día, sino ha proseguido incansablemente, porque Dios siempre se ha preocupado por nosotros. Hasta el día en el que todo se cumplirá, la mañana en la cual se terminaran las lágrimas, el instante mismo en el cual Dios pronunciará su última palabra de bendición: «Yo hago nuevas todas las cosas» (v. 5). Si, nuestro Padre es el Dios de la novedad y el Dios de las sorpresas. Y aquel día nosotros seremos verdaderamente felices, y ¿lloraremos?, sí, pero lloraremos de alegría. Gracias.

Audiencia General 23 de Agosto 2017

martes, 22 de agosto de 2017

Gran Vigilia de Oración por la visita del Papa Francisco a Colombia


La Conferencia Episcopal Colombiana, con el objetivo de pedir a Dios sus gracias para que a través del Papa Francisco cada colombiano reciba y confirme la fe, la unidad y el amor, invitan a todos los obispos, sacerdotes, religiosos y comunidad en general a celebrar y vivir, el 5 de septiembre, la gran Vigilia a la llegada del Santo Padre al país.

Este día todas las parroquias, hogares, casas religiosas, seminarios y movimientos laicales del país podrán organizar sus actividades haciendo un recorrido, desde la Familia, en cada uno de los temas que el Papa tratará en las cuatro ciudades:

Familia artesana de la paz y defensora de la vida.
La familia escuela de reconciliación.
La familia semillero de vocaciones.
La familia defensora de la dignidad y los derechos humanos.


La guía para desarrollar la vigilia puede descargarse en formato pdf:
Vigilia en el marco de la Solemnidad de San Pedro y San Pablo

Oración a la Reina del Cielo - Papa San Pio X


Imprimatur concedido por el Papa San Pio X el 8 de junio de 1908


Augusta Reina de los Cielos y Señora de los Ángeles,
a Ti que has recibido de Dios
el poder y la misión de aplastar la cabeza de Satanás,
pedimos humildemente que envíes legiones celestiales
para que, bajo tus órdenes, persigan a los demonios,
los combatan por todas partes, repriman su audacia
y los precipiten a los abismos.


¿Quién cómo Dios?
¡Oh buena y tierna Madre, siempre serás nuestro amor y nuestra esperanza!
¡Oh Divina Madre, envía a los Santos Ángeles para defenderme,
y aleja de mí al cruel enemigo!
Santos Ángeles y Arcángeles defendednos y guardadnos.
Amén 

Regina Coeli - Reina del Cielo

V. Reina del cielo alégrate; aleluya.
R. Porque el Señor a quien has merecido llevar; aleluya.
V. Ha resucitado según su palabra; aleluya.
R. Ruega al Señor por nosotros; aleluya.
V. Gózate y alégrate, Virgen María; aleluya.
R. Porque verdaderamente ha resucitado el Señor; aleluya.



Oremos

Oh Dios,
que por la resurrección de tu Hijo,
nuestro Señor Jesucristo,
has llenado el mundo de alegría,
concédenos, por intercesión de su Madre,
la Virgen María,
llegar a alcanzar los gozos eternos.
Por nuestro Señor Jesucristo.
Amén.

viernes, 18 de agosto de 2017

Bogotá le da la bienvenida al papa Francisco


Aprendí, es el título de la canción con la cual la Alcaldía de Bogotá le da la bienvenida al Papa Francisco. Los músicos de Mater Band son los intérpretes del tema. El vídeo, con una producción de alta calidad, se desarrolla en reconocidos escenarios de la ciudad. 

La letra de Aprendí, recoge algunas de las lecciones que el Papa ha dado por medio de su ejemplo y su mensaje. Bogotá abre sus puertas a un Papa que ha enseñado más allá de las palabras, con su testimonio de una vida sencilla, orientada a los pobres, los de las periferias, y confiada en el amor y la misericordia de Dios.

¡Bienvenido a Bogotá Papa Francisco!

miércoles, 16 de agosto de 2017

Fundación Ser Fraterno, trabajando por familias más felices



La Fundación Ser Fraterno es una organización sin ánimo de lucro que tiene como misión acompañar a las familias en el fortalecimiento de sus habilidades para que sean felices. Un equipo interdisciplinario orienta a las personas para facilitarles un buen desarrollo en su dimensión personal, laboral, social y familiar. 

A través de talleres, conferencias, charlas, conciertos y eventos, la fundación crea espacios de encuentro familiar donde fomenta el diálogo; en ellos, proporciona diferentes herramientas prácticas que contribuyen a mejorar las relaciones familiares y el desarrollo integral de los participantes. 

Clown con valores, es una estrategia de intervención a través de la risa, con la generación de diferentes emociones, fortalecen los valores y el amor a la familia. Con esta atractiva metodología acompañan eventos institucionales y empresariales.

Ser Fraterno también ofrece servicios de orientación y acompañamiento individual, de parejas, adolescentes, familias o personas en duelo.


Con un espíritu solidario la Fundación realiza acciones sociales y comunitarias con enfermos, personas que sufren por la pérdida de un ser querido, asistencia alimentaria y preparación para el matrimonio.

Para crear hilos de fraternidad desarrolla tardes de encuentros, construyendo comunidad y un programa de voluntariado denominado: Amigo Fraterno.


Está ubicada en Zipaquirá, una población cercana a la ciudad de Bogotá, Colombia. Puede localizar sus instalaciones a través de WAZE. Si desea ampliar la información visite su página web www.fundacionserfraterno.org o vía telefónica al móvil  +57 304 521 23 92

Alabanzas del Dios Altísimo - San Francisco de Asís


San Francisco de Asís


Tú eres santo, Señor Dios único, que haces maravillas.
Tú eres fuerte, 
tú eres grande,
tú eres altísimo,
tú eres rey omnipotente,
tú, Padre santo, rey del cielo y de la tierra.
tú eres trino y uno, Señor Dios de dioses,
tú eres el bien, todo el bien, el sumo bien, Señor Dios vivo y verdadero.
Tú eres amor, caridad;
tú eres sabiduría,
tú eres humildad,
tú eres paciencia,
tú eres belleza,
tú eres mansedumbre,
tú eres seguridad,
tú eres quietud,
tú eres gozo,
tú eres nuestra esperanza y alegría,
tú eres justicia,
tú eres templanza,
tú eres toda nuestra riqueza a satisfacción.
Tú eres belleza,
tú eres mansedumbre;
tú eres protector,
tú eres custodio y defensor nuestro;
tú eres fortaleza,
tú eres refrigerio.
Tú eres esperanza nuestra,
tú eres fe nuestra,
tú eres caridad nuestra,
tú eres toda dulzura nuestra,
tú eres nuestra vida eterna:
Grande y admirable Señor,
Dios omnipotente, misericordioso Salvador.



NOTA: explica Fray León, hermano de la Orden de los Franciscanos, las siguientes palabras sobre el origen de esta alabanza:

«El bienaventurado Francisco, dos años antes de su muerte, hizo una cuaresma en el monte Alverna, en honor de la bienaventurada Virgen, Madre de Dios, y del bienaventurado Miguel Arcángel, desde la fiesta de la Asunción de Santa María Virgen hasta la fiesta de San Miguel de septiembre. Y se posó sobre él la mano del Señor. Después de la visión y de la alocución del Serafín y de la impresión de las llegas de Cristo en su cuerpo, compuso estas Alabanzas, escritas en el otro lado del papel, y las escribió de su propia mano, dando gracias a Dios por el beneficio que le había concedido».

martes, 15 de agosto de 2017

María modelo de virtud y fe, palabras de Papa Francisco en la Solemnidad de la Asunción


Angelus - 15 de agosto 2017

"Queridos hermanos y hermanas, buenos días!

Hoy, solemnidad de la Asunción de la Santísima Virgen María, el Evangelio nos presenta a la joven de Nazaret, que recibió el anuncio del Ángel, y sale deprisa para estar cerca de Isabel, en los últimos meses de su embarazo prodigioso. Viniendo de Isabel, María escucha las palabras que forman parte de la oración del "Ave María", “Bendita tú entre las mujeres y bendito es el fruto de tu seno”(Lc 1:42). De hecho, el regalo más grande que María ofrece a Isabel - y al mundo - es Jesús, que ya vive en ella; y vive no sólo por la fe y por la espera, al igual que muchas mujeres del Antiguo Testamento: de la Virgen, Jesús tomó carne humana, para su misión de salvación.

En la casa de Isabel y su esposo Zacarías, donde antes reinaba la tristeza por la falta de hijos, ahora existe la alegría de un bebé en camino: un niño que se convertirá en el gran Juan el Bautista, el precursor del Mesías. Y cuando llega María, la alegría desborda y brota de los corazones, porque la presencia invisible pero real de Jesús llena todo el camino: la vida, la familia, la salvación de la gente ... ¡Todo! Esta alegría completa se expresa con la voz de María en la hermosa oración que en el Evangelio de Lucas ha llegado hasta nosotros, que se llama Magnificat.

Es un canto de alabanza a Dios, que hace grandes cosas a través de los humildes, desconocidos para el mundo, como la misma María, su esposo José, y como es también el lugar donde viven, Nazareth. Las grandes cosas que Dios ha hecho con la gente humilde, las grandes cosas que Dios hace en el mundo con los humildes, porque la humildad es como un vacío que deja espacio para Dios. El hombre humilde es poderoso porque es humilde, no porque es fuerte. Y esta es la humilde grandeza y la humildad. Les pido que - y yo también – que respondan, no en voz alta, sino en el corazón:"¿Cómo está mi humildad?"

El Magníficat canta al Dios misericordioso y fiel, que cumple su plan de salvación con los más pequeños y los pobres, con los que tienen fe en él, que confían en su palabra, como María. Esta es la exclamación de Isabel: "Bendita tú que has creído" (Lc 1,45). En esa casa, la venida de Jesús a través de María no sólo ha creado un ambiente de alegría y compañerismo, sino también un ambiente de fe que lleva a la esperanza, a orar, a la alabanza.

Todo esto nos gustaría que suceda hoy en día en nuestros hogares. La celebración de la Asunción de Santa María, nos gustaría que, una vez más nos traiga a nosotros, a nuestras familias, a nuestras comunidades, este inmenso don, la única gracia que hay que pedir siempre antes y por encima de las otras gracias: ¡ la gracia que es Jesucristo!

Llevando a Jesús, María también nos trae una nueva alegría, llena de significado; nos trae una nueva capacidad de cruzar con fe los momentos más dolorosos y difíciles; nos trae la misericordia, con el fin de perdonar, entender al otro, de apoyarse mutuamente.

María es un modelo de virtud y fe. Al contemplar hoy su asunción al cielo, la realización final de su viaje terrenal, le damos gracias porque siempre nos precede en la peregrinación de la vida y la fe - es el primer discípulo. Y le pedimos velar por nosotros y que nos ayude para tener una fe fuerte, alegre y compasiva; que nos ayude a ser santos, para reunirnos con ella un día en el paraíso".

viernes, 11 de agosto de 2017

Himno Oficial de la Visita del Papa Francisco a Colombia: Demos El Primer Paso



Demos el primer paso

Músicos Católicos Unidos de Colombia

Mensajero lleno de alegría
eres el enviado del Señor
vienes como lluvia en el desierto
dándole esperanza a nuestro pueblo

Te esperábamos con las puertas abiertas
y nuestras almas dispuestas
a recibir tu bendición

Coro:
Nos traes luz nos traes paz
nos traes palabras de verdad
y nuestra gente sabrá
hallar en Dios la libertad
Nos traes luz nos traes paz
nos traes palabras de verdad
y nuestra gente podrá
hallar en Dios la libertad

Corazones llenos de alegría
Colombia te recibe hoy unida
en medio de barreras y quebrantos
queremos ofrecerte nuestro canto

Te esperábamos con las puertas abiertas
y nuestras almas dispuestas
a recibir tu bendición.

Coro
Nos traes luz nos traes paz
nos traes palabras de verdad
y nuestra gente sabrá
hallar en Dios la libertad
Nos traes luz nos traes paz
nos traes palabras de verdad
y nuestra gente podrá
hallar en Dios la libertad

RAP
O, o, oe, o 
O, o, oe, o 
Colombia te recibe con los brazos abiertos
a una sóla voz te decimos muy contentos
Bendito sea Dios, que en su sabiduría
te ha traído a nuestras tierras para ser su guía

O, o, oe, o 
O, o, oe, o 
Papa Francisco
Demos el primer paso vamos todos pa'lante
siembra dame la mano caminante
pasito a pasito con nuestro Rey Bendito
suelta lo que tienes amor pa' El Infinito
O, o, oe, o 
O, o, oe, o 
Papa Francisco

Coro
Nos traes luz nos traes paz
nos traes palabras de verdad
y nuestra gente sabrá
hallar en Dios la libertad
Nos traes luz nos traes paz
nos traes palabras de verdad
y nuestra gente podrá
hallar en Dios la libertad (Bis)

Amigo de los pobre y de los peregrinos.
Nos traes luz nos traes paz
nos traes palabras de verdad
Bienvenido seas Papa Francisco.

O, o, oe, o 
O, o, oe, o